[aelia_currency_selector_widget widget_type="dropdown|buttons"]
Seleccionar página

Ingredientes para 4 ó 6 personas:

  • 900 gramos de costillas de cerdo.

  • 2 cucharadas de aceite de girasol.

  • 1 cucharadita aceite de sésamo.

  • 2 dientes de ajo machacados.

  • 1 trozo de jengibre fresco de 2,5 cm, rallado.

  • 150 ml de salsa de ciruelas.

  • 2 cucharadas de jerez seco.

  • 2 cucharadas de salsa hoisin.

  • 2 cucharadas de salsa de soja.

  • 4 ó 6 cebolletas, para adornar.

Elaboración:

  1. Para preparar el aderezo en el corte las cebolletas en trozos de 7,5 cm. Corte ambos extremos en tiras finas y dejé la parte central intacta.

  2. Deje las cebolletas en un cuenco de agua helada como mínimo 30 minutos, hasta que los extremos se curven. Déjalas en el agua y resérvalas hasta que las necesite.

  3. Si compra todo un costillar, sepárelo en costillas individuales. Lleve una cazuela grande con agua a ebullición y hierba las costillas 5 minutos. A continuación, escúrralas bien.

  4. Caliente los aceites juntos en una cazuela, añada el ajo y el jengibre y fría de 1 a 2 minutos para que desprendan todo sabor. Agregue la salsa de ciruelas, el jerez, la salsa hoisin y la de soja, y caliente todo bien.

  5. Unte las costillas de cerdo con la salsa. Áselas sobre el carbón caliente unos 5 o 10 minutos, páselas a una parte menos caliente de la barbacoa y siga asándolas de 15 a 20 minutos, untándolas con el resto de la salsa. Adórnelas con la cebolleta y sírvalas calientes.

Sugerencia.

Al hervir primero las costillas unos minutos eliminamos el exceso de grasa y eso facilita que no se abran mientras se asan. No se deje impresionar por la cantidad de costillas, ya que tienen muy poca carne y además son económicas.