Seleccionar página

Cuando la enfermedad se instala la solución está en descansar, beber muchos líquidos y dejar de tomar azúcar, incluso el de las frutas. Así que la mejor estrategia es beber líquidos de verduras ricas en vitamina C, A y bioflavonoides y dejar los zumos de frutas para la fase de prevención.

Resfriado.

El resfriado es una infección viral de las vías respiratorias altas. Es muy contagioso y presenta unos síntomas poco peligrosos pero muy molestos como congestión de nariz, mucosidad abundante estornudos y dolor de cabeza; a veces, viene acompañado de dolor de garganta, fiebre, Dolores musculares, astenia y escalofríos.

Qué hacer.

  • Descansar, ya que el trabajo y el estrés obstaculizan nuestro sistema defensivo y pueden alargar la duración de la enfermedad

  • Beber líquidos en abundancia para mantener bien hidratadas las cosas que revisten las vías respiratorias porque si estás están resecas se convierten en un terreno favorable para el desarrollo de los virus. por tanto, no solo hay que beber con frecuencia durante toda la jornada, sino también usar vaporizadores, inhaladores y nebulizadores.

  • Baños de pies con mostaza. Pon una cucharada de mostaza en polvo en una palangana de agua caliente y sumerge los pies durante 10 minutos. mientras lo haces envuélvete la cabeza con una bufanda para aumentar el calor del cuerpo.

  • Vahos de eucalipto y lavanda. Vierte de 6 a 8 gotas de aceite esencial de lavanda o de eucalipto en una olla de agua hirviendo e inclínate sobre ella cubriéndote la cabeza con una toalla para que no se escape el vapor. Aspira profundamente.

  • Evitar todo tipo de azúcares y dulces, incluso los procedentes de la fruta. Es mejor obtener las vitaminas a través de licuados de verduras, ya que el azúcar limita la capacidad del sistema inmunitario de luchar contra las bacterias.

  • Consumir zumos de verduras ricos en vitamina c, así como sopas de verduras e infusiones calientes que lleven jengibre y equinácea.

  • Incluir en el menú pimiento de cayena berros cebolla y ajo.

  • Tomar un complemento alimenticio que contenga acidófilus y bífidus para restituir la flora intestinal.

Tisana de jengibre (ideal para resfriados).

Ingredientes:

  • 1 rodaja de jengibre de 5 cm.
  • 1/4 de limón.
  • 1/2 litro de agua.
  • 1 bastoncito de canela.
  • 4 clavos.
  • 1 pizca de nuez moscada.

Preparación.

  1. Pasa por la licuadora el jengibre y el limón.
  2. Vierte el zumo obtenido en un cazo y añádele el agua, la canela y los clavos. Ponlo en el fuego hasta que hierva. Añádele la nuez moscada.

 

Los nutrientes que más necesitas

Líquidos que los contienen

Betacarotenos: refuerzan el sistema inmunitario y protegen el tejido epitelial que reviste las vías respiratorias.

Zanahoria, hojas de col, acelgas, perejil y espinacas.

Vitamina C: tiene una acción antiviral y antibacteriana. esta vitamina puede abreviar la duración del resfriado y resulta también eficaz para prevenirlo.

Hojas de col verde, perejil, pimiento verde y berros.

Bioflavonoides: actúan sinérgicamente con la vitamina C y tienen también una acción antibacteriana.

Tomates, perejil, albaricoques y limones.

Cinc: posee una acción antibacteriana.

Jengibre, perejil, ajo y zanahoria.

 

Dolor de garganta.

El dolor de garganta suele estar provocado por una invasión de virus o bacterias en los tejidos que revisten la garganta. Ante esta invasión el cuerpo tiene que defenderse y por eso aparece una inflamación acompañada de hinchazón y dolor. El tratamiento natural consiste en reforzar el sistema inmunitario para permitir que las células se protejan contra la inflamación de una forma eficaz. es esencial aumentar el consumo de vitamina C y bioflavonoides porque refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a combatir las infecciones, y betacarotenos porque también favorecen el sistema inmunitario.

Algunos dolores de garganta pueden estar provocados por agentes irritantes como el polvo, el humo del tabaco, la contaminación, etc.

Qué hacer.

  • Beber muchos líquidos como zumos vegetales caldos vegetales, etc. Los zumos licuados más recomendados son los que contienen piña (fuente de bromelina), hojas de col verde, brócoli y pimiento rojo (con mucha vitamina C y pocos azúcares), de zanahorias y col verde (ricos en betacarotenos), ajo (antibiótico natural) y jengibre (antiinflamatorio).

  • Consumir más ajo.

  • Disminuir el consumo de azúcares, incluida la fruta. El azúcar disminuye la capacidad de los glóbulos blancos de destruir las bacterias.

  • Chupar una rodaja de jengibre.

  • Hacer gárgaras con zumo de limón diluido en agua.

  • Beber limonada caliente: medio limón, añádelo a un vaso de agua caliente con una cucharada de miel.

Menta a la naranja (para el dolor de garganta).

Ingredientes:

  • 1 manojo de menta fresca.
  • 1 rodaja de jengibre.
  • 1 naranja pelada, pero conservando la parte blanca de la piel.

Preparación:

Pasa por la licuadora todos los ingredientes, vierte el zumo en una taza y termínala de llenar con agua hirviendo.

Bronquitis.

Se trata de una inflamación de los bronquios que provoca síntomas como escalofríos, malestar, ardor y una sensación de constricción dentro del esternón, tos persistente, dificultad respiratoria y fiebre.

Qué hacer.

  • Ante los primeros síntomas lo mejor es guardar reposo y hacer inhalaciones balsamicas. hay que tomar líquidos en abundancia como jugos vegetales diluidos, caldo de verduras e infusiones.

  • Colocarse una manta eléctrica y bolsa de agua caliente sobre el pecho y atrás la espalda durante unos 30 minutos diarios.

  • Colocarse una cataplasma de arcilla preparada con infusión de eucalipto en el pecho durante 45 minutos, manteniéndose bien abrigado.

  • Seguír la dieta inmunológica recomendada.

  • Reducir el consumo de azúcar, incluso del procedente de las frutas y sus zumos. Consumir un máximo de 3 piezas de fruta al día.

  • Limitar el consumo de productos lácteos ya que la leche vuelve más densas las mucosidades.

  • Aumentar el consumo de los siguientes nutrientes:

Vitamina C y betacarotenos, porque refuerzan el sistema inmunitario y ayudan al organismo a combatir las infecciones.

Bioflavonoides, porque favorecen la absorción de la vitamina C.

Cinc, porque refuerza el sistema inmunitario.

Bromelina, por sus propiedades antiinflamatorias.

Plantas contra la bronquitis.

Amapola.

Drosera.

Gordolobo.

Marrubio blanco.

Verónica común.

Los zumos más adecuados.

  • Hojas de col verde, perejil, pimiento verde y brócoli (buenas fuentes de vitamina C).
  • Tomates, perejil, pimiento verde y limón (rico en bioflavonoides).
  • Zanahoria, hojas de col verde, perejil y espinacas ricas en betacaroteno.
  • 1 rodaja de jengibre de 1 cm., 1 puñado de perejil, 1 ajo y 4 zanahorias (zumo rico en cinc).
  • Piña (rica en bromelina).

Prepara este zumo metiendo 1/4 de piña en la licuadora con la cáscara y todo.

Para la tos:

Amapola.

Culantrillo de pozo.

Doradilla.

Gordolobo cenizo.

Higuera.

Ruda de los muros.

Sanícula.

Remedios populares.

  • Prepara una infusión de semillas de lino con medio litro de agua. Cuélala y añádele el zumo de 2 limones y 2 cucharadas de miel. Bebe una cucharada de esta mezcla cada media hora en la fase más aguda de la bronquitis.

  • Coloca en un tazón una capa de rodajas de cebolla, cúbrela con miel y pon encima rábano negro picante (puedes conseguirlo en una herboristería). Déjalo reposar toda una noche al fresco. A la mañana siguiente toma la cucharada de líquido que se ha formado.