[aelia_currency_selector_widget widget_type="dropdown|buttons"]
Seleccionar página

Ingredientes (para 4 personas):

  • 12 sardinas frescas, limpias y sin vísceras.

  • Hojas de albahaca frescas.

  • 4 tomates pera.

  • 8 aceitunas negras deshuesadas.

  • 15 gr. de mantequilla

  • 1 cucharada de aceite de oliva.

  • 2 cucharadas de zumo de limón.

  • Sal y pimienta.

Para recordar:

Tomates pera cortados en rodajas.

Aceitunas cortadas en rodajas.

Una ramita de albahaca fresca.

Elaboración:

  1. Salpimienta las sardinas por dentro y por fuera. Inserte 1-2 hojas de albahaca en las cavidades. Con un cuchillo afilado, haga algunas incisiones en cada sardina.

  2. Corte los tomates y las aceitunas en rodajas y páselos a un cuenco grande.

  3. Trocee 4 hojas de albahaca y mézclelas con el tomate y las aceitunas.

  4. Divida la mezcla de tomate y aceitunas entre 4 láminas grandes de papel de aluminio y ponga 3 sardinas sobre cada porción.

  5. Derrita la mantequilla y el aceite en un cazo. Incorpore el zumo de imón y vierta la mezcla sobre el pescado.

  6. Con cuidado, envuelva las sardinas con el papel de aluminio. Áselas en la barbacoa de 15 a 20 minutos, hasta que estén totalmente cocidas.

  7. Pase las sardinas a platos individuales y retire el papel de aluminio. Adórnelas con rodajas de tomate y aceitunas y con una ramita de albahaca fresca. Sírvalas inmediatamente.

Sugerencia.

Las incisiones hechas en el pescado permiten que éste absorba mejor los sabores. Es recomendable cuando no tenga tiempo de dejarlo macerar antes de asarlo.